+34 636374324
¿Cómo hacer del estrés tu amigo?

¿Cómo hacer del estrés tu amigo?

Durante las últimas décadas se ha hecho eco de lo perjudicial que resulta el estrés para nuestro organismo, cuando entramos en un estado de estrés, el corazón se acelera, sube la presión arterial, respiramos más rápido, puede aparecer sudor, sofoco, temblor… Interpretamos estos cambios físicos como ansiedad o señales de que no lidiamos muy bien con la presión.

¿Pero qué pasaría si viéramos esas señales como signos de que nuestro cuerpo se carga de energía, se prepara para hacer frente a un desafío?

Esto fue lo que se les dijo a unos participantes de una prueba de estudio de estrés social, en la Universidad de Harvard, les enseñaron a dejar de ver su respuesta al estrés como algo peligroso y lo plantearon del siguiente modo:

  • Que al latir más rápido el corazón se está preparando para la acción.
  • Que el respirar más rápido no es un problema sino que está llegando más oxígeno al cerebro.
  • Todo el cuerpo se está preparando para un sobresfuerzo.

Los participantes que aprendieron a ver la respuesta al estrés de este modo, como una ayuda para hacer frente a sus retos, se sintieron menos estresados, menos ansiosos y más seguros, pero lo más fascinante es como cambió su respuesta física al estrés.

En una respuesta típica al estrés aumenta el ritmo cardíaco y los vasos sanguíneos se contraen, siendo ésta una de las razones que se asocia a las enfermedades cardiovasculares. No es muy saludable estar en este estado todo el tiempo.

Pero cuando las personas ven la respuesta al estrés como algo útil, sus vasos sanguíneos permanecen relajados, es decir, el corazón late con fuerza pero desde un perfil cardiovascular mucho más saludable, se parece mucho a lo que sucede en momentos de alegría.

A lo largo de una vida llena de situaciones estresantes, este único cambio biológico podría ser la diferencia entre tener un ataque al corazón inducido por estrés a los 50 años, o vivir bien hasta los 90.

La nueva ciencia del estrés revela que nuestra visión sobre el estrés es más que importante. Así que vamos a prepararnos a tener una visión distinta del estrés. Y la próxima vez que sintamos el corazón latiendo a toda velocidad, pensemos,.. «Este es mi cuerpo ayudándome a enfrentar este reto».

Y cuando veamos el estrés de esta manera, el cuerpo nos creerá y su respuesta al estrés se volverá así más saludable.

Visita el enlace para empezar a reducir tu respuesta al estrés,https://elsapnlcoach.com/elimina-el-estres-de-tu-vida/

 

Pin It on Pinterest