El frío y nuestro estado emocional.

por | Ene 19, 2022 | 0 Comentarios

Se dice que uno de los factores más influyentes en el estado emocional de las personas, es la exposición o no, a la luz solar.  Durante el invierno los días son más cortos y se está menos expuesto a la luz de sol, produciendo muchas veces una sensación de desánimo y desgano ante el día que tenemos por delante.

 

Te has preguntado alguna vez cómo influye el invierno en nuestra vida:

Hablamos del transtorno afectivo estacional., llamado también, depresión ivernal.  Seguramente nos suene más de lo que pensamos, sobre todo a aquellas personas que en determinadas épocas del año se vuelven tristes sin saber por qué. Cuando se reducen las horas de luz podemos llegar a sufrir este trastorno. Lo solemos experimentar como tristeza, desánimo, cansancio, etc. Normalmente, se inicia en los meses de octubre y noviembre cuando las horas de luz se ven reducidas. Con la llegada de la primavera estos síntomas tienden a desaparecer.

Los expertos creen que la melatonina y la serotonina (hormonas que ayudan a regular el ciclo del sueño, la energía y el estado de ánimo) pueden ser las responsables de que nos sintamos más decaídos que de costumbre.

Veamos qué síntomas presenta el trastorno afectivo-estacional.

1. Estado de ánimo cambiante

Las personas que padecen TAE de repente presentan un estado de ánimo decaído, sienten que no valen nada. Tienen sentimientos de desesperanza. Se molestan más a menudo con cualquier cosa, consecuencia de su estado emocional que se encuentra más sensible e irritable.

2. Incapacidad de disfrute

A pesar de que algo lo disfrutes notablemente, cuando presentas el trastorno afectivo – estacional, todo aquello con lo que disfrutabas, de repente no te interesa porque no lo disfrutas como antes. Pierdes el interés y te muestras insatisfecho con muchas cosas y situaciones.

3. Nuestra Energía desciende

¿Te has sentido alguna vez cansado sin motivo alguno? ¿Tiendes a dormir demasiado aún sin estar cansado? ¿Qué nos ocurre? Estas son las preguntas que suelen hacerse las personas con TAE. La casi ausencia de energía, que nos aborda de repente, nos provoca una sin razón a la que no logramos encontrarle causa ni solución.

4. Cambios alimenticios

Entre los cambios alimenticios causados por este tipo de trastorno entran tanto la falta de apetito como la necesidad de comer más. Esto último viene potenciado por la ansiedad ocasionada por los cambios de sueño, la falta de energía, la pasividad de la que nos vemos colmados de repente, etc.

5. Dificultad para concentrarse

Este trastorno puede provocar una disminución del rendimiento escolar y laboral. ¿Por qué sucede esto? Por la falta de motivación. Como ya mencionamos anteriormente, la falta de energía tiene mucho que ver. Nos costará más levantarnos, todo requerirá un esfuerzo del que nos sentimos faltos de ganas. A todo esto se le suma esa falta de concentración que hará que estemos pensando en otras cosas o quizás en nada.

6. Disminución de las actividades sociales

Las personas que padecen este trastorno pueden pasar menos tiempo fuera de casa, el frío sumado a la desgana los lleva a encerrarse, a ver menos a sus amigos y familia. Es como si se encerrasen en sí mismos. No tienen ganas de salir, de despejarse, de pasarlo bien, de hacer algo, sentirse activos. Esto les produce frustración porque en casa tampoco hacen nada, por lo tanto, ven su vida como un «sin sentido».

¿Cómo solucionarlo?

  1. Las horas de luz solar influyen en la síntesis de la serotonina. A la serotonina se la conoce como la “hormona de la felicidad”, por lo que será importante aprovechar las horas de luz y exponernos un poco al sol. Recogen los estudios que lo ideal cuando gozamos de menos horas de luz solar es exponernos al sol de 15 a 20 minutos y aumentarlo hasta 30.
  2. Ejercicio físico. Realizar ejercicio físico moderado también influye en el aumento de la producción de serotonina, por lo que si no somos de gimnasio, bastará una buena caminata de una hora a paso rápido de 4 a 5 días a la semana.
  3. Mantener una dieta sana y equilibrada.
  4. Y cómo no, mediante la aplicación de específicas técnicas de pnl,  como el Swich y el círculo de poder, dándole nuevas opciones a tu cerebro. Recuerda que para tu cerebro es lo mismo pensar que hacer, de modo que solo tienes que ser consciente de ese estado de ánimo que no deseas para poder cambiarlo.

Y tú… ¿padeces o has conocido a alguien que haya pasado por este tipo de trastorno? ¿Crees que hay una solución mejor para el trastorno afectivo-estacional?

¡Esperamos tus opiniones!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TIENES EL POTENCIAL DE HACER COSAS INCREIBLES

Si, TÚ.

ENTRENA TU MENTE Y CUMPLE TUS SUEÑOS.

Si eres capaz de creer, eres capaz de vencer.

Recibe novedades y recursos online. Y descargate GRATIS la Guía de instrucciones para sintonizar con el éxito.

ENTRADAS RELACIONADAS

Pin It on Pinterest

Share This